Candidatos con sentencias judiciales que postulan en estas elecciones

En Arequipa, al menos 20 postulantes tienen sentencias judiciales en su hoja de vida. Las condenas fueron por violencia, pensión alimentaria, resistencia a la autoridad, usurpación de funciones, entre otros.

La información fue brindada por los mismos candidatos en sus hojas de vida presentadas ante el Jurado Nacional de Elecciones.
Perú Patria Segura inscribió a dos candidatos sentenciados: el número 1 Jaime Mujica Calderón (fue excluido por no declarar una sentencia por omisión de obligaciones, aunque declaró 8 sentencias en materia laboral), y el número 2, José Luis Rojas Cifuentes, que fue sancionado en el 2014 por una demanda de alimentos y en el 2019 por omisión a la asistencia familiar.

Fuerza Popular inscribió con el número 3 a Julio Dueñas Lazarte, quien cumplió en 2016 una pena suspendida de dos años por el delito de falsa declaración.
Democracia Directa tiene a su número 1 en la lista, Eleazar Abarca Rivera, con una sentencia en 1992 por utilización de tierras cultivables con fines urbanos.
En Vamos Perú, los candidatos Álvaro Moscoso y Rómulo Tinta con los números 2 y 5 respectivamente, también tienen sentencias judiciales. A Tinta lo sentenciaron a pena suspendida en el 2009 por usurpación de funciones y Moscoso en 2005 por una demanda contractual.
Aunque ha renunciado a su postulación, Mario Melo era candidato con el número 2 del Partido Democrático Somos Perú para las Elecciones 2020. En 2010 tuvo una sentencia por pensión de alimentos y aun cuenta con una apelación pendiente por cuatro años de pena suspendida que le aplicaron por aprobar el Plan de Desarrollo Metropolitano, en el tiempo cuando ejercía como regidor provincial.

Y aunque toda la lista fue declarada improcedente por el Jurado Electoral, David Zapata y Fiorella Matos fueron inscritos como candidatos al Congreso por el partido Todos por el Perú con los números 1 y 3 respectivamente. Ambos cuentan con sentencias reconocidas, Matos reconoció un fallo en el 2015 en materia alimentaria y Zapata en 2005, recibió una pena suspendida por violencia y resistencia a la autoridad. En el 2009, David Zapata tuvo otra sentencia por peligro común, según indicó, «Manejé pasado de copas y no obedecí a un policía, pero ya se cumplió con las sentencias y las reparaciones civiles”, declaró.

Todos buscamos congresistas con una hoja de vida impecable y para asegurarnos de tomar la decisión correcta, te compartimos el Mapa de Vigilancia Electoral, una sistematización efectuada por un equipo del programa Talleres de Periodismo de la Fundación Gustavo Mohme Llona, que detalla a todos los candidatos y candidatas al Congreso que tienen sentencias penales y por violencia familiar, y demandas por alimentos. Pulsa en: Más información.

Ver más información